Antes de asistir al programa ” Da la Cara”, hablarle al objetivo de una cámara, ya fuera del móvil, ordenador o cámara digital, era un infierno. Me horrorizaba hacerlo pero más me angustiaba ver el resultado. Después de terminar el programa, bueno no, antes de terminarlo. Grabarme en vídeos, empezó a parecerme hasta divertido. Ahora me grabo y aunque hay cosas que considero que hay que mejorar, es algo que disfruto y ¡ ésto no tiene precio amigas!! Así que como ya imaginarás si estás en el mismo caso que estuve yo, no lo dudes: ” Da la Cara” es tu programa :). Ah además conoces a una mujeres maravillosas que te enriquecerán. ¿qué más se puede pedir?

Ana Nanukiana